domingo, 9 de julio de 2017

Edward Thompson: La cultura como elemento de resistencia social

* Adrián Lozano


Edward P. Thompson es un historiador inglés que puso su impronta personal al servicio de una nueva perspectiva en el estudio de la historia social. Sus trabajos y sus intereses académicos están atravesados por su formación inicial en el Materialismo histórico y su compromiso político con el Partido Comunista.
 Sus postulados están motorizados en el giro hermenéutico que se producen en las Ciencias Sociales en la década de 1960 y del cual la Historia se hizo eco. En esta etapa se comienza a dar importancia las corrientes interpretativas donde la concepción del símbolo adquiere un lugar relevante en el estudio de la cultura.
  Respecto a la Historia, se comienza a dar lugar  al análisis de los acontecimientos en lugar de hacer foco  en  descripciones. Estas no dejaban demasiado lugar a la riqueza metodológica y a los conceptos teóricos que profundizaran de una manera más abarcativa y a la vez particular, los acontecimientos estudiados.
  En la década del setenta de ese siglo, el concepto de cultura ya comienza a ser estudiado como un componente  primordial para explicar distintos acontecimientos sociales, y la Historia Social vio un lugar donde recuperar, sostener y fundamentar las reelaboraciones realizadas a partir de los estudios antropológicos pero dándole ahora una impronta que procure interpretar culturalmente esos acontecimientos.
  Thompson comienza a indagar sobre las costumbres populares en la Inglaterra del siglo XVIII en su trabajo realizado en 1963 sobre la clase obrera inglesa, The making of english working class. La manera en que el inicialmente incorpora el estudio de la cultura como factor explicativo de los fenómenos sociales que examina el historiador es a partir del análisis que hace de los trabajos de los folcloristas del siglo XIX. En este material, que hasta entonces estaba casi invisibilizado para los historiadores y para muchos antropólogos, pudo encontrar numerosos detalles de la vida diaria y familiar que daban cuenta de las normas que existían en esa Inglaterra respecto a las relaciones sexuales y maritales. Al ser estudiadas desde una perspectiva desnaturalizante e interpretativamente puede extraer elementos de ese contexto real y simbólico que expliquen de forma más certera el sentido cultural que tienen determinadas costumbres o actitudes en ese contexto social.
  Rescata la función social que tiene la “costumbre” y advierte que si bien ella actúa como un mecanismo de control social de esa comunidad, también traccióna de una manera que cuestiona el orden imperante. Es decir que ella puede actuar intentando resistir a los cambios como también afirmando una determinada legalidad.
  Las Cencerradas fueron un fenómeno social de protesta se extendió por distintas partes de Europa a partir del siglo XVII, pero Thompson hace foco en lo ocurrido en Inglaterra con este fenómeno cultural en el siglo XVIII. Procura rescatar la importancia que tienen los elementos que en ella se exponen y las aristas sociales que ella ilumina con la finalidad de comprender las normas que atraviesan a esa sociedad.
  El contexto en el que se desarrolla su trabajo es el de las modificaciones que plantea el incipiente capitalismo en la Inglaterra del siglo XVII en donde aparecen nuevas tensiones, actores sociales, condiciones laborales, etc. que enfrentan a la cultura popular plebeya con la cultura de la Elite y en donde comienzan a trazarse intercambios de ideas, pautas de conductas  y diferentes tipos de presión tendientes a modificar la cultura popular en algunos aspectos.
  Las Cencerradas eran manifestaciones populares de protestas utilizadas por la comunidad para advertir trasgresiones, para realizar reclamos económicos, para lograr que determinadas actitudes se modifiquen o solamente para condenarlas y exponerlas públicamente. Eran desarrolladas comúnmente a través de ruidosas caravanas y utilizando distintos elementos ruidosos y ropajes de acuerdo a cada ocasión. Comúnmente duraban varios días y en ocasiones se podían a tornar violentas. Una viuda o viudo que se volvían a casar, un hombre deshonrado por su mujer, un joven casado con una señora muy mayor son algunas de las víctimas de esta exposición pública.  “En «riding the stang», el transgresor o un representante suyo (a veces un vecino próximo, a veces un joven) era llevado en una larga pértiga o stang; acompañado de una tosca banda o un «enjambre de niños que lanzaban vítores y arrojaban toda suerte de porquerías»." Si la persona paseada así era la víctima, y no su representante, la procesión podía terminar arrojándola a un estanque o una zanja llena de agua." (Thompson, 1992 [1976]: 525). 
  Thompson procura visualizar las funciones racionales de estas protestas populares. Está atento a la comprensión de los sentidos que adquieren esas manifestaciones  y de las funciones que cumplen en esa comunidad contextualizada geográficamente e históricamente y que adquieren un carácter dinámico y transformador de los comportamientos en la comunidad. “Quemar, enterrar o leer el oficio fúnebre en el caso de alguien que aún vivía representaba un terrible juicio de la comunidad que convertía a la víctima en un paria, en alguien al que ya se consideraba muerto." (Thompson, 1992 [1976]: 535).
    Respecto al concepto de cultura propone desmenuzar sus elementos con la finalidad de identificar los significados y no caer en conceptos muy  abarcativos que no se detengan en los distintos matices que contiene este campo de estudio. Las formas simbólicas, las características culturales, la evolución de las costumbres, los ritos y otras variables culturales deben ser tratadas metodológicamente de manera particular y diferenciada. La cultura debe ser colocada en su contexto histórico y particular y los cambios que en ella se producen a partir de cuestionamientos, modificaciones de hábitos y creencias  están en constante tensión con los cambios producidos en las relaciones de producción en donde también se plantean disputas y modificaciones que alteran valores, ideas y conceptos que son refractados y procesados por los integrantes de la sociedad.


No hay comentarios.:

Publicar un comentario